PASOS DEL PRECURSOR DE LA OBRA DE DIOS EN VENEZUELA

José Ricardo Rivas Rivas conoció el evangelio a través de un nuevo testamento que dejo olvidado una persona que se hospedo en una de las habitaciones de su propiedad en la población de Boconó estado Trujillo. Una vez que conoció el mensaje del Señor se traslado a la ciudad de Valera y allí visito una congregación llamada la Voz del Evangelio que bautizaba en los títulos (padre, hijo, espíritu Santo) y en esta congregación se destacó grandemente convirtiéndose en un gran líder.

Nuestro hermano José Ricardo Rivas a medida que seguía escudriñando las escrituras recibió la revelación del Nombre y entendió que Dios es uno y el bautismo no era en los títulos sino en el Nombre de nuestro Señor Jesucristo conforme lo que dice Hechos 2:38. En cierta ocasión fue enviado para que visitara una familia que no había asistido a la escuela dominical en la congregación antes mencionada, en el trayecto del camino se dio cuenta que en una casa estaban realizando un culto, queriendo saber quiénes eran, entró al culto y al terminar, hablo con el líder que estaba frente al grupo y le preguntó cual era la doctrina de ellos, y este predicador le brindo más claridad en cuanto a la doctrina bíblica Apostólica.

Nuestro hermano que se había dado cuenta a través de la biblia, que el bautismo era de esta manera como el predicador le estaba diciendo, le preguntó como haría él para bautizarse, este le orientó y le dijo que venían unos predicadores de EE.UU los cuales le podían bautizar, entonces una vez que ellos llegaron el llevó a su esposa nuestra hermana Angélica Azuaje de Rivas y a sus hijas Beatriz Rivas, fueron así como se bautizaron en el Nombre de Jesucristo y a partir de allí comenzó a trabajar en esa nueva congregación.

Al transcurrir algún tiempo, nuestro hermano José Ricardo Rivas Rivas comenzó a ver cosas que no estaban de acuerdo a la sana doctrina, y también problemas de orden moral y desordenes en esta congregación, esto lo llevó a conversar con los lideres principales, los cuales le dijeron que si no estaba de acuerdo se podía ir a la congregación que había salido. Fue entonces cuando tomo la determinación de salir “solo con su familia” y comenzar hacer cultos en su hogar, ya que no podía volver a la antigua congregación, por razones doctrinales.

Su hijo mayor que estaba en los EE.UU nuestro querido hermano William Enrique Rivas que había conocido la Sana doctrina, comenzó a orientarlo y animarlo a que siguiera sirviéndole al Señor, fue así como él comenzó a ganarse algunas personas para el Señor Jesucristo y formó una congregación que se llamó “Iglesia de Dios en Cristo Jesús”. Donde Dios le permitió ganarse unos jóvenes y edificar un pequeño templo donde comenzaron a funcionar.

¿COMO NACIÓ LA IGLESIA APOSTÓLICA DE JESUCRISTO EN VENEZUELA?

Después de algún tiempo su hijo mayor William Enrique Rivas vino a visitar a su familia, al llegar a Venezuela, específicamente a la ciudad de Valera donde se encontró con esta congregación que le llamó mucho la atención, estando en uno de los cultos tuvo un gran sentir de quedarse en Venezuela y trabajar por la obra de Dios. Fue así como entonces, organizó a la Iglesia enseñándonos con más profundidad la sana doctrina y estableció las bases para fundar la Iglesia Apostólica de Jesucristo.

Fue así como dejo de llamarse esta congregación Iglesia de Dios en  Cristo Jesús, para dar pasó a la Iglesia Apostólica de Jesucristo. Nuestro hermano José Ricardo Rivas, por la humildad que le caracterizaba como siervo de Dios, aceptó todo esto, esto sucedió en el mes de mayo de 1974, constituyéndose así nuestro hermano William Rivas como el primer Pastor que posteriormente lo llevó a convertirse en el Presidente Nacional de la Iglesia.

CRECIMIENTO DE LA OBRA APOSTOLICA EN VENEZUELA

Fue así como en el transcurrir del tiempo, el Pastor William E. Rivas Azuaje preparó un grupo de hombres para que le sirvieran en el Ministerio al Señor Jesucristo y a su Iglesia, razón por la cual invito al Obispo E. Jhonson procedente de las Islas de Trinidad y Tobago para que ordenara al hermano José Ricardo Rivas Rivas, como ministro del evangelio y de la Iglesia Apostólica de Jesucristo y a su hermano José Osvaldo Rivas Azuaje y algunos diáconos entre ellos a los hermanos Robinson Espinosa, Enrique Briceño, Álvaro Telles, José Núñez,  Nelson Antonio Mendoza y otros de los cuales se han extraviado de esta fe que les fue dada.

Durante 10 años el Pastor y presidente de la Iglesia William E. Rivas Azuaje trabajó arduamente por esta obra, estableciendo la Iglesia en Maracaibo Estado Zulia, Barinas Estado Barinas, Mérida Estado Mérida y en Guarenas Estado Miranda. Habiendo organizado la Iglesia y de esta manera se comenzaron a realizar las convenciones nacionales. Asimismo ordenó al hermano Nelson Mendoza Salas como Pastor de la Iglesia en Maracaibo Estado Zulia.

Cumplida parte de su misión en Venezuela el hermano William E. Rivas regresa a los EE.UU dejando el legado de la Iglesia Apostólica de Jesucristo, al nuevo presidente de la obra a nivel nacional al Pastor José Ricardo Rivas Rivas, durante la presidencia de nuestro hermano Ricardo Rivas queda registrada nuestra organización para los efectos legales y jurídicos con el No. DG/520 TR7-20, con su sede principal en San Luis Valera del estado Trujillo Venezuela, de igual manera registro el instituto bíblico en la dirección de cultos del ministerio de Justicia de relaciones interiores. Este instituto dio sus primeros frutos, entre ellos algunos que se destacaron y han permanecido fieles hasta hoy como los son: el hermano Ramón Andrade, Lenin García, Hunaldo Perea, entre otros. cabe destacar que nuestro Pastor José Ricardo Rivas lo caracterizó su mandato en enseñar a las Iglesias existentes en todo el territorio nacional, su celo a la doctrina apostólica, y a la consolidación de grandes líderes. Durante este tiempo la Iglesia siguió creciendo y realizando grandes convenciones, y nos enseño esta gran consigna espiritual “Por Dios, la Iglesia y las Almas, Apostólicos por Siempre”.

CONTINUACION DE LA IGLESIA APOSTOLICA DE JESUCRISTO

Una vez terminado el tiempo del Pastor José Ricardo Rivas Rivas como presidente de la obra, lo sucede en su cargo el Pastor Ordenado Nelson Mendoza Salas, quien continúa con este mismo trabajo, estableciendo nuevas Iglesias y nuevos Pastores. De esta manera la obra se sigue extendiendo a otros estados del país, cabe destacar que la Iglesia Apostólica de Jesucristo apegada a la sana doctrina ha tenido que batallar en contra falsos ministros quienes teniendo apariencia de piedad han engañado a muchos tratando de destruir esta gran Iglesia, los cuales por espacio de varios años, dichos ministros fraudulentos introdujeron mala doctrina, desvíos de la Santidad y del buen orden que la caracterizo en años anteriores, razón por la cual la Iglesia en esos años fue secuestrada en manos de gente que conociendo la doctrina apostólica luego la desvirtuaron trayendo una penosa situación que hizo necesario que un grupo de ministros valientes, salieran en defensa y rescate de la doctrina apostólica con el apoyo del Obispo fundador hoy Apóstol José Ricardo Rivas. Comenzando así una nueva etapa en la historia de esta Iglesia desde hace ya cuatro (4) años.

Hoy en día esta Iglesia continúa con ese avivamiento con el cual se inicio, manteniendo el celo por la doctrina apostólica y viviendo en santidad como lo establece la palabra en hebreos que sin santidad nadie vera al Señor. Confiando que nuestro postrer estrado será mejor que el primero, y que las puertas del Hades no podrán prevalecer sobre la santa Iglesia Apostólica de Jesucristo fundada sobre el fundamento de Apóstoles y profetas siéndola principal piedra del ángulo Jesucristo mismo.